Mi perfil en Linkedin
   

Guardia y custodia

La guarda y custodia significa encomendar el cuidado directo del niño, la convivencia y contacto continuado con él, a uno de los progenitores, o a ambos, por acuerdo de los mismos o por decisión judicial debidamente motivada, previa petición de parte y con informe favorable del Ministerio Fiscal.

Las facultades y deberes que comprende la institución de la guarda y custodia son, lógicamente, todas las referentes al desarrollo, educación, alimentación, protección, representación del menor. Pero hay que tener muy presente que, si bien la guarda y custodia se le atribuye a uno de los progenitores, la patria potestad, a menos que haya supuesto de privación, corresponde de manera conjunta a ambos y habrá decisiones que hayan de tomar ambos cónyuges conjuntamente, en lo relativo a la salud, educación y administración de los bienes del menor

Custodia compartida.

Con la guardia y custodia compartida los hijos son menos victimas de la decisión biliteral de sus progenitores de su ruptura de pareja, pues los mayores se separan, pero ellos siguen teniendo por igual a su madre y a su padre, ninguno de ellos desaparecen de su vida ni  pasan a un segundo plano, sus pilares siguen siendo su madre y su padre. ¿se imaginan la suerte de una mesa de dos potentes “patas” que pasa a ser de sólo una, sin que su diseño estuviera pensado para esta nueva configuración?

¿No es educación de diferencias el inculcar a los menores que en caso de divorcios la que decide es la madre y el padre desaparece o al revés?.

No es sólo una cuestión de reparto de tiempo más o menos equitativo, es mucho más, se trata de que para los hijos madre y padre continúen decidiendo sobre su cuidado, atención y educación.
La organización del desarrollo de esa custodia compartida se puede realizar y llevarse a efecto de múltiples maneras, siempre procurando que se desarrolle en interés de los hijos, y así puede distribuirse el tiempo de convivencia por meses, cursos escollares, en atención al horario y calendario, semanalmente, la mitad de la semana con el padre, el resto con la madre y fines de semana alternativos.

Si en una situación de unión de la pareja, por razones de horarios de trabajos o para mantener sus puestos de trabajo, o para desarrollar mejores trabajos ( más reconocidos, mejor remunerados, etc), o uno de los progenitores fallece, y se  ven obligados a tener que buscar soluciones alternativas como es que por ejemplo tengan que dejar a los menores muy temprano en las guarderías o centros escolares, o con abuelos, o con terceros, les tengan que recoger muy tarde de esos centros, con transportes en vehículos, a veces por zonas arriesgadas, etc, ¿a caso alguien se cuestiona si deberían supeditar la estabilidad o seguridad del menor a ese puesto de trabajo, o a esa mejor remuneración, o  ese reconocimiento profesional, o a….? la contestación es que NO, en cambio, en una situación de ruptura de pareja sí surgen esas dudas, y normalmente se concluye que se desestabiliza a los hijos si tienen que alternar su domicilio entre el del padre y el de la madre, aunque estén en la misma localidad, sin necesidad de riesgos en la circulación, sin tener que hacer uso de horarios excesivos en centros escolares, ni por las mañanas, ni por las tardes, etc.

Lo idóneo es que madre y padre encuentre la fórmula idónea de acordar la forma de ejercitar esa custodia compartida, pero para el caso de que tenga que resolverse por decisión judicial, lo adecuado sería que se resolviera por el juez atendiendo al caso concreto, imperando el interés del menor, manteniendo la presencial en la vida del menor tanto del padre como de la madre.

Régimen de visitas.

Si no se acuerda la custodia compartida, se trata del derecho de visitas, que más bien es un complejo de derecho-deber o derecho-función, cuyo adecuado cumplimiento tiene por finalidad no satisfacer los deseos o derechos de los progenitores (o abuelos y otros parientes), sino cubrir las necesidades afectivas y educacionales de los menores en aras a un desarrollo equilibrado de los mismos,

 

 

Plaza  Calvo Sotelo, 15, 2º A   C.P. 03001 Alicante.(SPAIN) – Teléfono/Fax: 965 77 29 45/ 965 98 21 48. Móvil- 618 01 12 62
info@abogadosmediadores-salazargonzalez.es

------------------------------